Construyendo con otros

Un Proyecto Compartido implica relativizar las verdades concebidas y flexibilizarse hasta un punto en la verdad del otro, esto con lleva mucho diálogo y maduración.

Exigencia (Exigencia -exi: afuera; gen: generar-: desde afuera pretendo que el otro se recree de nuevo), es distinto al Respeto, ya que en este último se confronta la forma que tiene de ver el uno y el otro, para no hacerle estampar al otro, nuestras verdades absolutas. El Respeto es no torcerle la vida al otro con nuestras exigencias, no aprovechándome que el otro nos dice siempre que si.

Así trabajado se podrá “creer” en un proyecto. Creer en un proyecto significa que algo en nosotros tiene sentido.

Para construir un Proyecto Compartido, hay que tener visión y objetivos de a donde queremos ir.

Un Proyecto Compartido se realiza a partir del diálogo. El diálogo me hace ver algo que yo no quiero ver de mi, y eso por eso que me cierro a mi esquemas mentales, y no me permito escuchar al otro, aunque este en silencio, muchas veces lo hacemos solo para analizar mejor como voy a refutarle desde mi modelo de pensamiento lo que esta planteando la otra persona.

Es importante generar espacios que nos permitan salir de esquemas rutinarios donde nos juntamos solo para tratar de imponer nuestras ideas, pretendiendo que todos opinen igual. Es también necesario aceptar a los que aparentan menos capacidad o debilidad para expresarse, por que es desde la debilidad desde donde se construye. Aquí podemos poner el ejemplo de la cal y la arena, que a simple vista parece más débil que el ladrillo, pero cuando estos se juntan hacen una pared indestructible; y así sucede con nuestros proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *